festival-chile-jazz-2016

Cómo se vivió el Festival Chile Jazz 2016

Artículos  I   Por:   I     

En su segunda versión, tres ciudades, treinta músicos y una organización que cuenta con artistas, gestores y comunicadores de distintas y variadas disciplinas, estuvieron detrás de la edición del Festival Chile Jazz que ya prepara su versión 2017. El equipo anuncia nuevos desafíos para este año: exposiciones, lanzamientos y re-ediciones de discos, clínicas e intervenciones en Santiago y regiones, serán los próximos hitos que la plataforma Chile Jazz concretará el 2017 previo y durante una 3ª edición.

Ya encaminados en la preparación de lo que será el Festival Chile Jazz este 2017, es bueno recordar como finalizó en su segunda versión. Fueron tres jornadas consecutivas en las ciudades de Concepción, Santiago y La Serena, donde se vivió el 2º Festival Chile Jazz con una energía y asistencia multitudinaria en sus teatros. Más de 30 músicos llevó esta caravana a estas tres ciudades de nuestro país, en un festival que tiene claras intenciones de continuar con una larga vida en la cartelera nacional.

Cinco espectáculos de músicos nacionales e internacionales, conformaron la parrilla del 2do festival: el español Chano Domínguez Trio, uno de los principales exponentes del jazz-flamenco, los chilenos Francesca Ancarola Sexteto, Ernesto Holman Etno Jazz, Ensamble Quintessence y el británico Martin Joseph junto a su Pacific Ensemble fueron los embajadores de la música en los tres escenarios que los acogieron.

En tres días, se vivió una verdadera fiesta de la música que llenó cada uno de los teatros, con escenarios cuidadamente dispuestos, para realzar la experiencia audiovisual, tanto de los espectadores como de los músicos. Para que esto sucediera, una maquinaria completa engranó cada detalle durante casi un año y conformó un equipo multidisciplinario que trabajó en la logística, producción y la visualidad del festival.

La imaginería visual del 2016 fue a partir del afiche realizado por el legendario cartelista Waldo González junto a su socio y amigo Mario Quiroz.

Uno de los grandes anhelos, agrega Miguel Luis Lagos, director del Festival y presidente de la Corporación Cultural de la Cámara Chilena de la Construcción, es que “buscamos que el festival se transforme en una plataforma que apoye, genere y difunda proyectos en torno al jazz, como eje principal capaz de acoger de forma transversal a distintas disciplinas artísticas en una comunidad que colabora, educa, aprende y por sobre todo desarrolla la cultura en nuestro país.”

La segunda versión del Festival Chile Jazz arrojó varios puntos positivos. El primero de ellos fue la integración de Concepción como nueva sede. Un acierto que se tradujo en la respuesta del público que agotó, una semana antes de comenzar el festival, las entradas. En Santiago y La Serena las largas filas para entrar a los teatros se repitieron nuevamente y el interés y notas en medios de comunicación aumentó de manera exponencial cubriendo desde meses antes al festival y los músicos que participarían en él. Para Miguel Luis Lagos, esto es una muestra más de que los eventos de calidad convocan a las personas a asistir y generan una gran expectación: “en regiones nos hemos encontrado con una muy buena recepción por parte de autoridades, instituciones, gestores culturales y artistas locales que ven el profesionalismo y esfuerzo que hay detrás de un proyecto como este. Es impresionante el entusiasmo y cariño que el público nos devuelve en cada concierto.”

Para este 2017, se reincorpora la ciudad de Valparaiso donde se inició la primera versión del Festival, gran noticia pues tendremos una caravana de 4 noches de Jazz.

Se viene para el resto del año una agenda llena de actividades.

Festival Chile Jazz sumará a clínicas, charlas, lanzamientos, reediciones de discos y exposiciones, que pretenden hacer de este una plataforma que reuna acciones en torno al jazz durante todo el año.

Lo que se viene…

Presentación de la nueva visualidad, este año encargada al joven diseñador y cartelista Diego Becas.

Presentación de la parrilla de la tercera versión del Festival Chile Jazz que trae a una gran figura internacional y dos importantes proyectos nacionales.